La secadora, ahorre tiempo y dinero

Published by Tintoreria MODERNA on

Algunos consejos útiles.

La Secadora

La secadora ha sido bien recibida en los hogares porque contribuye a facilitar una de las tareas cotidianas más lentas y pesadas, el secado de ropa, sobre todo en zonas en las que llueve mucho, en casas en las que no hay tendedero o simplemente cuando queremos disponer de una colada seca en poco tiempo. Con esta guía pretendemos ayudarle a conocer un poco mejor este electrodoméstico y facilitarle su uso.

Como usar la secadora correctamente

Otros consejos

Consulte nuestras guias para el cuidado y conservación de sus prendas.

La Lavadora

Obtenga unos buenos resultados

La Plancha

Como lograr un buen acabado

El armario

Como conservas las prendas en perfectas condiciones

Los símbolos de conservación

Como interpretarlos correctamente

Preguntas frecuentes

Hay dos tipos de secadoras en función del sistema de eliminación de la humedad.

Secadoras de evacuación:

Es la opción menos eficiente y por lo tanto la menos recomendable.

El aire se recoge del exterio, se calienta  haciendolo pasar por una resistencia electrica y se expulsa a través de un tubo que es necesario sacar al exterior cuando la máquina está funcionando, ya sea por la ventana o a través de un orificio en la pared. Por tanto, el principal inconveniente de este sistema es la necesidad de que se instalen en lugares en los que se pueda evacuar el aire caliente fuera de la casa.

Secadoras de condensación:

Son mas eficientes que las secadoras de evacuación

Su ventaja es que no expulsan la humedad hacia el exterior, ya que el vapor de aire se condensa cuando entra en contacto con el aire frío del condensador en el interior de la maquina. Ahora bien, es necesario vaciar el depósito en el que se acumula el agua de la condensación. Esto permite que este tipo de secadoras se puedan instalar en cualquier lugar, no es necesario habilitar un lugar especial que permita evacuar el aire.

Secadoras con bomba de calor:

Es la opción mas eficiente aunque también es la mas cara.

Este sistema usa una bomba de calor para calentar el aire y son tres o cuatro veces mas eficientes que las de resistencias aunque también son las mas lentas

Su consumo eléctrico oscila aproximadamente entre los 3,0 kWh para algodón y 1,20 kWh para ropa sintética. Por esta razón conviene elegir bien, si el aparato lo permite, el programa de secado. Al adquirir una secadora, es importante fijarse en su etiqueta energética (A, B, C, D, E, F, G) y recordar que el consumo de las que llevan la A es el más eficiente.

Cuanto más lleno esté el tambor, más arrugada saldrá la ropa, y más aún si la temperatura elegida es elevada. Conviene evaluar también si interesa secar toda la colada desde el punto de vista energético, porque habrá que sumarle el gasto extra del planchado, que llevará más tiempo.

Generalmente la secadora seca rápidamente la ropa manteniéndola suave y sin deformarla, pero del mismo modo que se deben de tener unos cuidados a la hora de lavar la ropa, tanto a mano como en la lavadora, también se hace necesario seguir una serie de normas básicas para obtener los resultados deseados.

No es aconsejable el secado de ropa y prendas muy delicadas (lana, seda), que pueden encogerse o deformarse.

Respete siempre las indicaciones de los fabricantes.

Es importante saber la cantidad aproximada de ropa que suele lavar de manera habitual

El número de coladas que pone a la semana, así como el tipo de ropa que lava también es importante. No es igual la ropa de trabajo que las toallas o la ropa delicada. Esto le dará la pauta para elegir un electrodoméstico con las prestaciones ajustadas a sus necesidades.

Estudie con detalle el espacio de que dispone para la instalación de la máquina.

Debemos seleccionar el programa con la temperatura y duración adecuada en función del tejido que queramos secar Algunos modelos concretos de secadoras  tienen programas específicos para cada tipo de prenda con unos ajustes predeterminados y sensores que controlan automáticamente tanto la duración como la temperatura.

Debemos tratar de mantener los filtros siempre limpios, esto  hace que nuestro aparato mantenga siempre su eficiencia energética. De lo contrario, la corriente de aire no funcionará correctamente y no alcanzará a su máxima eficiencia

Algunos modelos disponen de sistemas autolimpiantes que pueden evitarnos esta tarea.

En las secadoras, igual que en las lavadoras, es el fabricante el que indica cual es la capacidad de carga máxima de cada maquina.

Una forma de utilizar la secadora para ahorrar energía es poner dos veces la secadora separando las prendas mas ligeras de las mas pesadas. Tenemos que recordar que la ropa se mete mojada en la secadora, por lo tanto, pesa más y hay que tener en cuenta la capacidad de carga del aparato.

Necesita ayuda?

Esta pequeña guía esta basada, en líneas generales, en los procedimientos que realizamos nosotros y le servirá de ayuda en las situaciones mas comunes, aun así no podemos garantizar que los resultados sean siempre los esperados ya que cada prenda, por sus características, es un caso único, es por eso que nuestra recomendación es que en caso de duda acuda a nosotros, estaremos encantados de poder ayudarle.